Blogia
ENFERMOS RENALES - Nuestra web

España es un país puntero

España es un país puntero en el manejo de la nefrología clínica

"La nefrología en España ha experimentado un avance espectacular en los últimos 20 años, hasta el punto de que nuestro país se ha convertido en líder no sólo de los trasplantes, sino también en diálisis y en el manejo de la nefrología clínica", ha asegurado Dámaso Sanz, presidente de la Sociedad Española de Nefrología, que está celebrando su XXIX congreso en Valencia.

Para Sanz, entre los temas más importantes del encuentro sobresale "el análisis de los mecanismos de desarrollo de la insuficiencia renal, ya que cuando comienza es casi imparable; qué mecanismos actúan en este desarrollo y qué medidas se pueden adoptar en cuanto al estilo de vida, dieta y terapéutica para frenar la progresión y evitar que los enfermos lleguen a diálisis".

También constituye un foro de debate prioritario el tratamiento sustitutivo de la insuficiencia renal con diálisis, especialmente en el control de la calidad del tratamiento de diálisis y de hemodiálisis, sin relegar los nuevos avances tecnológicos para hacer más eficaz la diálisis peritoneal.

Pérdida de injertos

En cuanto al trasplante, se abordarán con especial interés los trasplantes en niños y en personas de edad avanzada, así como las complicaciones de los trasplantados a largo plazo. En este sentido, "se ha puesto un énfasis especial en las causas de pérdida del riñón trasplantado, en la prevención de la pérdida crónica de los órganos trasplantados, además de analizar las causas de mortalidad de los pacientes, de aparición de infecciones y de procesos tumorales. No hay que omitir la importancia de los debates sobre drogas inmunosupresoras, que están cambiando el presente y el futuro de los trasplantados renales".

Alfonso Pérez, presidente del comité organizador, ha destacado la importancia del evento para revisar "el perfeccionamiento y la mejora de las técnicas terapéuticas que se aplican desde hace varios años. En estas ocasiones, debatir sobre temas como la diálisis peritoneal continua ambulatoria y hemodiálisis, o sobre el presente y el futuro de los trasplantes abre siempre una puerta a nuevos puntos de vista y posibilidades de investigación, tanto básica como clínica".

En el congreso se trata, fundamentalmente, de "recibir información de los diferentes trabajos y técnicas que se están realizando en el aspecto de la terapéutica sustitutiva de la función renal en la insuficiencia renal crónica. No por eso se dejan de tratar otros temas correspondientes a la nefrología clínica, a enfermedades hereditarias, trastornos electrolíticos o los problemas de la especialidad en el siglo XXI".
Dentro de las nuevas tecnologías, Pérez ha destacado como una novedad que se presenta en la reunión una nueva máquina de diálisis que posibilita a los pacientes recibir del médico los programas necesarios para realizar diálisis peritoneal ambulatoria. Estas nuevas máquinas informatizadas se van adaptando a las nuevas tecnologías y, "en el futuro, incluso se adaptará un módem para realizar los programas por teléfono o Internet".

Normas de actuación

El encuentro ha sido aprovechado para presentar unas normas de actuación clínica para los nefrólogos españoles, una obra en la que han colaborado más de un centenar de especialistas y que pretende homogeneizar los tratamientos y ser un nexo de unión entre el conocimiento y la práctica. Uno de los aspectos más interesantes del proyecto es que, en el futuro, se puedan llevar estas normas a la atención primaria o incluso a los pacientes, para aumentar el conocimiento de las enfermedades renales.

La obra, bajo los auspicios de la junta directiva de la SEN, ha sido coordinada por Luis María Orte y José Carlos Rodríguez. Según Sanz, estas normas de actuación clínica han tenido como punto de partida el objetivo de "dedicarse al análisis, estudio, detección, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades renales y de sus consecuencias, sobre todo de la más conocida, la insuficiencia renal y los procedimientos de diálisis y trasplante".
Rodríguez ha añadido que "se trata de un manual fácil de utilizar y de consulta rápida, que cumple con las exigencias marcadas por la Comisión Nacional de la especialidad".

Según el especialista, en estos pacientes es muy importante prever las infecciones, como las virales crónicas, debido a que la inmunosupresión global recibida a lo largo del tiempo es un factor clave para controlar el riesgo de infecciones tardías. Para saber orientar esta complicación, ha dividido los enfermos en grupos: los que tienen un injerto funcionante, que pueden sufrir las mismas infecciones que la población general (neumonías, infecciones del tracto urinario o gripes, entre otras); los pacientes con infecciones virales crónicas (destrucción progresiva de diferentes órganos) que tienen mayor riesgo de desarrollar tumores, y, por últimos, los enfermos que han sufrido problemas de mal funcionamiento del injerto, y que han sido sometidos a sobreinmunodepresión que les predispone a padecer infecciones oportunistas tardías.

Agentes infecciosos

Sobre los trasplantados renales con más riesgo de contraer una infección tardía, ha señalado que "existen diversas posibilidades: que se reactive una infección que padecía previamente al trasplante, que adquiera una infección posterior, que las modificaciones que ha experimentado el aparato urinario le predispongan a infecciones especiales, del aumento de la inmunosupresión en algún momento de su curso clínico, que tenga una enfermedad crónica concomitante u otras de las enfermedades que afectan a la población general".

En cuanto a las infecciones adquiridas por el paciente trasplantado, ha destacado que la más prevalente es el citomegalovirus. "Otro grupo de complicaciones tardías son las que afectan al aparato urinario, a consecuencia de las variaciones anatómicas, sobre todo por el Corynebacterium urealyticum, una bacteria productora de ureasa que origina pielitis o cistitis incrustante".

Estos pacientes, que en ocasiones tienen un sistema uretral más corto y catéteres en doble J, cuando sufren el ataque de este patógeno acumulan gran cantidad de fosfato amónico magnésico que conduce a un deterioro de la función renal. "La gravedad se debe a que el Corynebacterium es casi inaccesible al tratamiento antibiótico, multirresistente y sólo sensible a la vancomicina y teicoplanina, que son antimicrobianos de poco uso en patología urológica. Además, presenta el inconveniente de que si esta bacteria no se busca intencionadamente, puede pasar desapercibida".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres